-
-

Noticias a la carta CRVRadio

sábado, 11 de abril de 2009

La Iglesia Católica se pronuncia contra la reelección, clama por el fin del secuestro y rechaza el proyecto de la Eutanasia

Vía Caracol


El arzobispo de Bogotá, cardenal Pedro Rubiano Sáenz, habló del Referendo reeleccionista, le pidió al presidente Álvaro Uribe, que no se presente a un tercer mandato, y pidió a las guerrillas que se reintegren a la sociedad.

El cardenal Rubiano Sáenz frente al tema del referendo de reelección presidencial, el cual ha sido cuestionado por su financiación y su trámite, envió un mensaje de reflexión para aquellos que tienen la responsabilidad de sacarlo adelante y de investigarlo, al considerar que cualquier mecanismo político debe gozar de transparencia. "El país tiene diferentes mecanismos, pero cualquier mecanismo que se emplee tiene que manejarse o proyectarse con una gran claridad y con una gran transparencia", señaló el religioso.

De otra parte, el cardenal Pedro Rubiano reiteró su posición frente a un posible tercer mandato del presidente Álvaro Uribe, a quien le pidió no hacerlo de inmediato sino hasta el 2014."Después de un segundo mandato si es importante que el presidente no aspirara a una nueva reelección, que venga otro, que el país elija a otro ciudadano para la presidencia y entonces el señor presidente Uribe podría, después de un retiro durante el periodo que tenga otro presidente, volver a presentarse", explicó monseñor Rubiano.

En tercer lugar, el arzobispo de Bogotá le pidió a los grupos guerrilleros, como lo ha hecho durante las celebraciones de Semana Santa, que liberen a todos los secuestrados para que se encuentre un camino hacia la paz. "Que reflexionen y que estoy seguro que si ellos liberaran a todas las personas que tienen secuestradas hallan un signo positivo para ellos poderse reintegrar al país", aclaró.

El pronunciamiento lo hizo finalizadas las celebraciones del Viernes Santo en la capital del país, donde la Catedral Primada y la Capilla del Sagrario, lugar donde reposó el monumento del Señor Caído de Monserrate, estuvieron concurridos por miles de feligreses.

En Barranquilla el Clero se opone al proyecto de la Eutanasia

Durante la Celebración de la pasión de Cristo y el sermón de las Siete palabras, monseñor Rubén Salazar, presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana invitó a los cristianos a recibir la muerte como lo hizo Jesucristo.Su mensaje también fue dirigido a los Congresistas del país, para que no aprueben el proyecto que contempla una nueva manera de acabar con la vida, al referirse a la Eutanasia.

Textualmente Monseñor Salazar dijo: “Que el derecho a la vida es de todos los ciudadanos y que el estado debe comprometerse a defenderla”.Agregó, "que en un país como Colombia en el que hay muertes todos los días, por mil causas, homicidios, secuestros y donde la muerte campea por todas partes, no es posible que también se contemple la eutanasia como un nuevo factor de muerte, en el cual la vida de las personas no es respetada".El jerarca de la iglesia católica, sostuvo que espera que los Congresistas reflexionen antes de debatir nuevamente el tema la semana entrante para su aprobación.

En un segundo mensaje el arzobispo de Barranquilla, invitó a los colombianos a solidarizarse con aquellos que enfrentan a diario el dolor y las injusticias.

En Bucaramanga la Iglesia invitó a fomentar el perdón

En la catedral de la Sagrada Familia de Bucaramanga, monseñor Víctor Manuel López Forero, aseguró que si no hay perdón, será difícil alcanzar la paz en el país. Dijo que los colombianos deben orar para que la tranquilidad vuelva a las ciudades y el campo.

El arzobispo de Bucaramanga, monseñor Víctor Manuel López, manifestó que el gobierno nacional debe tomar en “serio” la causa de la paz.

Afirmó que la “paz es un don de Dios, que hay que pedirlo en la oración, pero que hay que construirlo en la mente y el corazón de los colombianos”.Monseñor López Forero, dijo que “con una educación integral y religiosa, se puede cambiar el país”, para que halla verdad y honestidad. Continúa en el siguiente cuadro:



En Medellín el Viernes Santo sirvió para reflexionar por la paz


“Todos somos agentes de paz”, es el mensaje que trajo Monseñor Alberto Giraldo Jaramillo, Arzobispo de Medellín, para los antioqueños y colombianos en el sermón de las Siete Palabras, éste Viernes Santo, en la Catedral de la capital antioqueña.

Explicó el prelado, que para la ocasión había escogido los mensajes de las Jornadas de Paz, tanto del Papa Pablo Sexto como del Papa Juan Pablo Segundo, para demostrar que las palabras de Jesús en La cruz, “son un verdadero testamento de paz para todos y cada uno de nosotros”.

“Sobre todo, cómo se necesita que todos nos apropiemos de la paz, para que nos demos cuenta que todos somos agentes de paz”, insistió Monseñor Alberto Giraldo Jaramillo, en el sermón de las Siete Palabras que asumió como responsabilidad propia, en su calidad de cabeza de la iglesia católica antioqueña.

Por otra parte, el Obispo de la colonial Santa Fé de Antioquia, Monseñor Orlando Antonio Corrales, manifestó que su mensaje para este Viernes Santo, se centra fundamentalmente en el respeto a la vida que debe comenzar con la condena al aborto y el maltrato a los niños.

En Córdoba la Iglesia pidió abandonar las armas

La iglesia católica de Córdoba le pidió a los violentos abandonar las armas y tomar la democracia como herramienta de cambio.

El obispo de Montería, monseñor Julio Cesar Vidal Ortiz, invitó a los violentos a que en esta Semana Santa reflexionen y entiendan que el de las armas y el de la violencia no es el camino para lograr los cambios que los Colombianos queremos para el país.

“Los violentos son personas que creen también; que miren a Cristo. Si aprenden a mirar a Cristo con confianza y con verdad, Él les dirá, desde la cruz, que no se puede violentamente buscar los cambios de las cosas. En Colombia se necesitan cambios, si es cierto, pero esos cambios deben de buscarse mediante la democracia, con la participación ciudadana” afirmó el jerarca de la iglesia católica.

Igualmente el religioso le pidió a las victimas del conflicto armado en Colombia, que en esta semana santa se acerquen a Dios para que su dolor sea transformado en la gracia de Jesucristo.

De otro lado el prelado de la iglesia católica le pidió a los congresistas, o a quien corresponda, que hagan todo lo necesario para que los desmovilizados de las autodefensas salgan del limbo jurídico en el que se encuentran.

Sostuvo que esta situación de incertidumbre jurídica y otras fallas en el proceso de desmovilización de los paramilitares son algunas de las causas principales para que muchos desmovilizados estén ingresando a las llamadas bandas criminales emergentes.

En Cali la Iglesia clamó por el fin de la criminalidad

La violencia y la muerte que durante décadas se registra en los campos y ciudades colombianas provocan que Dios nos haya olvidado.

Así lo manifestó el misionero redentorista, Leiner de Jesús Castaño García, durante el Sermón de las Siete Palabras que se cumplió en la Catedral Metropolitana San Pedro Apóstol de la Capital del Valle.

El prelado aseguró que los colombianos trabajan para pagar impuestos para una guerra cuyas verdaderas motivaciones no conocen.

Agregó que no entiende porque en un país tan cristiano y católico haya una aberrante corrupción.

El misionero redentorista, al criticar que los colombianos ya no entienden el dolor de los secuestrados, preguntó porqué después de tantas marchas y oraciones no han sido liberados por la guerrilla.

En el Sermón de las Seite Palabras, el sacerdote dijo que a la corrupción se suma desigualdades en Salud, Vivienda, Recreación y Cultura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Búsqueda personalizada
bersoahoy
Visite este Feed:

 Subscribe in a reader

Noticias de PC World Profesional

Visitas a esta sección

Suma de visitas a las secciones

Archivo del sitio